Un 10000 lento y seguimos con frío y viento

0

El frío y el viento no son excusa para no correr, pero suena más fácil de lo que es y en la realidad es que cuesta cumplir con el objetivo en estas condiciones.

Tampoco voy a decir que ha sido un suplicio, en parte porque voy lento, he decidido que es mejor entrenar así pero conseguir más distancia que hacerlo muy intenso pero breve, al final se trata de ser capaz de ser resistente y cuando toque darle un poquito más de caña ya hablaremos.

La estrategia de momento creo que me funciona, ya lo noté en la San Silvestre…

Me gusta llamarlo sin prisa pero sin pausa, un trote, rozando los 5′ el km., controlando la zancada para no ir más lento pero tampoco pasarme…

Y el frío que te obliga a ir algo rebozado, porque tampoco es cuestión de correr con manga corta, y si a eso le sumas el viento que te empuja por los lados, entonces la experiencia no siempre es la más cómoda del mundo.

Con estas condiciones podríamos pensar que la pista de atletismo está desierta, pero no exactamente, hay muchos que como yo, le retan al clima, aunque sea para acabar arrastrándose un poquito por el tartán.

Benditas sesiones de mediodía que sirven para quitarme el estrés o las pocas malas vibraciones que pueda tener y me dejan como nuevo para retomar la tarde con entusiasmo.

Sí, es cierto, cuando llega la noche estoy cansado, pero ha valido la pena y duermo de un tirón seguramente gracias a esa escapada intermedia.

Mañana vuelvo a descansar y el domingo a ver si se dan las condiciones para una tirada larga, depende de muchas cosas, pero lo veo factible, sobre todo porque para febrero ya tengo en mente medios maratones.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: