En este momento estás viendo Correr después de un resfriado

Correr después de un resfriado

Esta semana ha sido un poco desastre a nivel de entrenamiento.

Comencé muy bien el lunes, pero después se ha ido torciendo el tema, cambios de tiempo, resfriados y demás que han dado un poco al traste con toda lo que tenía más o menos planeado.

Lo peor fue el viernes y ayer sábado en un estado en el que no estaba para muchos trotes (literalmente).

He hablado muchas veces sobre lo de correr enfermo o correr resfriado, y la verdad es que ni yo mismo me aclaro al final, porque depende de como acabo haciendo unas cosas u otras.

Un planteamiento más conservador era por ejemplo el que he hecho esta vez, manteniendo reposo, preservando las energías para poder hacer frente a mi vida laboral y familiar por ejemplo y sacrificando el running.

Hoy domingo tampoco estoy al 100%, he pasado una noche regular, pero tenía claro que hoy sí que entrenaba y también tenía claro el escenario, la pista de atletismo y el gimnasio.

Después de pasar un resfriado y bastantes días sin correr, lo que tocaba era algo suave, no excesivamente exigente, sin pedirme demasiado.

En mi mente la posibilidad de hacer un medio maratón en pista se iba desvaneciendo a medida que iban pasando los km., no es el momento,  «ayer estabas malo y hoy estás creyendo en recorrer 21km…»

Además hace viento y la temperatura es muy fresca (tengo que correr con manga larga, vaya que ideal para mi estado de salud no es este clima).

Un 5000, descanso un poco, troto de nuevo, me salen unos km. más y entonces me meto en el gimnasio, unos minutos de bicicleta, algo de elíptica, como condimento, y unas pesas, únicamente pensando en las piernas, abdominales, estiramientos y yoga (o algo parecido) para relajar… y para casa.

¡Es como si tuviera la necesidad de recuperar en una misma sesión todo el tiempo perdido!

Lo que está claro, es que después de unos días sin deporte, comenzaba a estar un poco más irascible, necesitaba entrenar, es lo que me equilibra, también mentalmente…

A ver si esta semana «santa» que viene puede ser normal, por lo menos en lo que a entrenar se refiere, espero que así sea.

Deja una respuesta