En este momento estás viendo Corriendo en la cinta en el gimnasio

Corriendo en la cinta en el gimnasio

Es sábado y hay que aprovecharlo para entrenar, aunque no he podido madrugar mucho eso sí, he preparado las cosas y me he ido al club.

El caso es que los fines de semana suelen haber eventos y no siempre está disponible la pista de atletismo, eso me ha ocurrido precisamente hoy, y he visto en la cinta del gimnasio la solución ideal.

Tras una semana en la que las sesiones han consistido precisamente en la pista, el cuerpo siempre te pide algo de variedad, y como era tarde para un poco de running callejero, me he quedado en el gym.

Corriendo en la cinta en el gimnasio consigues unas sensaciones similares a correr en asfalto o pista, pero no es el escenario donde le dedicaría toda mi preparación, sin embargo para un poco de trote de vez en cuando, para variar o cuando no puedes por otros temas, como el clima o si no tienes disponibilidad en la pista, entonces está bien.

La cinta del gimnasio dels Ploms (hay alguna otra), por lo menos la que utilizo yo, es una Technogym de una calidad contrastada.

Siempre procuro ir de menos a más, supongo que es la manera correcta, incrementando la velocidad a medida que vas pasando los minutos o los km.

También le pongo un poco de pendiente al principio, que elimino a la mitad del ejercicio, por aquello de acabar con un poco más de chispa.

Para registrarlo uso mi Garmin y ahí es donde encuentro algo que no me acaba de gustar de las máquinas de cardio, y es que la medición suele ser un poco «irreal«, ahora os explico.

A pesar del ritmo al que corras, la cinta siempre te mide un poco menos de distancia, y en mi smartwatch en cambio va variando, a pesar de que puede que mantenga la velocidad de la máquina.

Los resultados son tan dispares entre ambos, que incluso si aumento en la cinta la velocidad, a veces el Garmin me marca menos ritmo, con lo cual siempre decido entrenar por sensaciones, tiempo o si me guío por los km. entonces lo hago según el reloj, que al final es lo que voy a compartir en Strava.

Sea como sea, los 45 minutos (más o menos) que le he sacado hoy a la máquina, me han servido para el cardio de la sesión de musculación.

Deja una respuesta