En este momento estás viendo 35′ corriendo a 6ºC

35′ corriendo a 6ºC

Está siendo un invierno atípico, excesivamente frío para lo que estamos acostumbrados en la província de Tarragona, especialmente aquí en Reus, esta semana por lo menos está siendo tremenda.

Mi plan para hoy era despertarme a las 6 de la mañana, salir a correr e irme a trabajar, pero eso de despertarse tan pronto, con ese frío que se pega en la piel, ha sido definitivamente imposible, así que he decidido darme una segunda oportunidad pero ya por la tarde.

Así que a las 19 h., una vez en casa, tras la jornada laboral, no me lo he pensado dos veces (si me lo pienso igual me hubiera quedado en el sofá…), me he vestido con pantalón largo, 3 capas de ropa (camiseta térmica, forro polar y chaqueta cortavientos) y he salido a la calle, simplemente con intención de ver hasta donde me llevaban las piernas.

La verdad es que no me gusta que a las 7 de la tarde ya sea de noche, he comenzado caminando hasta llegar al circuito que comienza en la avenida Onze de Setembre, ahí he comenzado a trotar, cuestecita no excesivamente pronunciada, pero sí constante y una vez allí he dado una vueltecita…

Total 35 minutos de running, unos 7 km. que me han sentido genial, sobre todo porque no he tenido ningún tipo de molestia en mi pierna derecha, porque las Asics Cumulus me sientan como un guante en mis pies, y porque ha sido todo un acierto (he de decirlo) incluir la bicicleta estática en los entrenamientos realizados en el gimnasio.

Hoy el asfalto se ha portado bien conmigo, ese asfalto querido y sufrido a partes iguales… mañana más.

Deja una respuesta