Correr antes de la operación

0

Me falta una semana para operarme de las hernias y estoy disfrutando del running todo lo que puedo antes.

El martes me hice un 5000 a ritmo alegre o més o menos.

El miércoles disfruté corriendo un poco a ritmo suave bajo una lluvia fina, de esas que hacía tiempo que no sentía y que te llenan de vida.

El jueves no pude, tuve preoperatorio…

Y hoy viernes me he hecho un 10000 en 44 minutillos (aunque reconozco que he parado un par de veces).

Tal vez los ritmos, las distancias de estos días, el correr por correr, el salir a disfrutar sin más, como si fueran los últimos días en los que voy a correr, hacen que lo viva con una intensidad increíble.

No sé si he contado alguna vez que se me erizan los pelos cada vez que llego a la pista de atletismo, y no, no es el frío, es que siento que estoy donde debo estar, que es mi sitio…

Soy runner de vocación y lo único que me falta es ganar dinero con eso para que realmente fuera perfecto, pero por desgracia no siempre se puede tener todo.

Estoy pensando como acabar de disfrutar estos últimos días, el domingo quiero hacer algo, pero también el resto de la semana hasta el viernes, si el domingo me paso igual no me queda para el resto… habrá que dosificar.

Estaba pensando en una tirada larga (un ritmo suave) por algunas zonas conocidas, tal vez dirección Castellvell, no necesito mucho más para que me brillen los ojos mientras recorro la ciudad, o tal vez voy a Tarragona o a Cambrils, depende de como me despierte ese mismo día, me lo pensaré.

El caso es que el tiempo que esté sin poder correr lo voy a echar muchísimo de menos, va a ser una temporada realmente dura, pero si todo va bien pienso resurgir como el Ave Fénix, no es la primera vez…

Leave A Reply

Your email address will not be published.